viernes, 19 de septiembre de 2008

poema

Dejé de escribir cuando comencé a escribir,
Como un juego de tijeras para cortar tijeras.
El diciembre descrito no requiere de poetas,
Ni de papalotas voladoras sobre los cielos
Indecibles. Es solo y solo es.
En máximo esplendor yo concibo una escalera.

1 comentario:

Ojos de Videotape dijo...

Algo asì como guardar silencio y simplemente quebrarlo, debès tener presente la voz del pensamiento, que te perturba asì, como gato que se te queda viendo sin lanzar todavìa el maullido, tomà en cuenta todas las cosas, ¡en estos dìas, uno ya ni sabe!