lunes, 18 de abril de 2011

working working working



Llevo ya algunos añitos metido en esto, y aún no tengo claro de qué se trata, pero cada vez que surge un proyecto, o un estartazo para comenzar a producir arte, es como si una carga de energía invadiera todo mi ser. Suena cursi, pero es cierto, es la verdad. De hace un par de años para acá, la fiesta no ha terminado, los proyectos no cesan, el trabajo está a la vuelta de la esquina y en general, lo que amo hacer llega a mi vida todo el tiempo. Es como un regalo del universo. Cuando estoy cansado, algo me dice ¡SIGUE!, y cuando no tengo nada qué hacer, algo me dice, ¡INVENTA ALGO!

Así que mientras la vida me tenga en este planeta, lo seguiré haciendo. Porque la vida me inspira, la gente me inspira, las cosas que veo me inspiran y no tengo otros ojos para ver las cosas de otra manera.

Así que ¡working, working, working! eso es el pan de cada día.