lunes, 28 de mayo de 2007

poema negro

Im still looking the blood,
y comienzo con una sonata
incandescente, olvido de
freeway y nombres que llegan,
tocan trompetas y gestos locos
despiertan en la mitad de una
calle repleta de putas...

Im still alive y los autos ruedan
con sus pasajeros que por lo
general saben menos de esta
calle pero sospechan.

Somos caricias de alambre de púas
y genocidios ligeros para
detener la voluntad. Notas
sueltas, dispuestas a romper
oídos y gritos de vecinos que
no aprenden a suicidarse...

Egocosmos y fantoma
derecho como el izquierdo y
poesía beat con caramelo
sobre la punta de la nariz
del cadáver que jode el panorama
quedándose impune.

Vamos a ver a donde vamos
pero esta noche en esta
misma calle repleta de putas.
La putas rezan,
no sea prejuicioso,
que ya viene el coco
y se lo joderá...
El más puro de los rezos
el más triste de los gestos
las piernas más largas alcanzan
a los vagabundos y la estrella del
norte encandila una escena de amor
justo en la esquina
en donde a nadie le gusta sonreír...

Pero im still alive
y los buenos perros,
la mala gente
y esta costra de vida
que a todos le da por
renegar...

(Un poema para el viejo Bukowsky)

3 comentarios:

mari-ana dijo...

No conocia a Bukowski, hasta que una tarde en San Pedro, en un bar cerquita del lago me apareció Hollywood... y resultó fantastico como vos.

Salud!

Pablo Hernández M. dijo...

salud!

Pablo Bromo dijo...

Preciosa imagen: poesía beat con caramelo...