lunes, 28 de mayo de 2007

poema sin tarde afuera

Hay un afuera
en cada tarde delirante,
un irse a cualquier lugar el mundo,
lento pero inquieto
como una toma Almodóvar
con su sonrisa lacrimal.

Hay un afuera que espera
sin bulla y sinfonía de gotas
y carros en estas tardes eternas...

Un afuera en cada tarde
una espera en cada afuera,
una mano que desempaña
cristales y mil tardes más
que se asoman por la puerta
sin tocar...

Y allí permanece,
con su gesto de fantasma
con sus versos apócrifos,
y sus notas menores...

Y allí espera,
atardece y enloquece
como si fuese cierto
como una tarde
cualquiera....


* (Perdón por la cursilería en la oficina si alguien abre una ventana
pareciera que todo tiene sentido).

1 comentario:

Pablo Bromo dijo...

Hay una tarde afuera, de casi Junio... una tarde de gota en tintero, de silencio invernadero y chocolate mudo en víspera de olvido...

Hay una tarde afuera, y un peligro y un avión en pausa y un odio y amor entero...

Discúlpeme usté mi cursilería bro, pero no quiero mentirle a mis instantes de cero muchedumbre...