martes, 27 de marzo de 2012

POETRY SLAM XELA



Un movimiento que me ha llamado la atención es el POETRY SLAM, un proyecto que propone la expresión a través de la poesía declamada. El "Poetry" ha sumado un grupo grande de personas de todas la edades, quienes experimentan por medio de esta modalidad, una liberación personal al momento en que comparten ideas, sentimientos y deseos con el público.

La primera vez que presencié uno de estos eventos fue en el Café León del Centro Histórico Guatemalteco, en la final de la temporada. De esta manera, además de conocer al grupo de poetas jóvenes también conocí a Walter González, la cabeza de este movimiento en Ciudad de Guatemala.

En mi último viaje a la Ciudad de Quetzaltenango, tuve la oportunidad de conocer a varios de los organizadores del Movimiento Poetry Slam en dicha ciudad, aquí les comparto algunas de sus palabras e ideas.

5 comentarios:

Donald Josué Urizar Miranda dijo...

Como bien preguntabas, cómo surgió el Poetry Slam en Xela, y a cómo va por éstos momentos, no podemos más que agradecer a todos los amigos, los medios escritos, los poetas, radioAti, radio y televisión; por sumarse a ésta causa de la revolución de la misma poesía, de cruzar ese umbral entre el poeta y su público y de acercarnos, cada vez más, al mundo, el cual demanda de nosotros, esa garra para enfrentar la vida de una mejor manera.

Y pues, gracias Alejandro por difundir éste video también con los Buc Buc.

Siempre seguimos en contacto.

Saludos,

Donald Urízar.

Walter González dijo...

Ups, pues gracias por difundir el trabajo que hacen los chicos de Xela, solo quisiera añadir una fe de erratas: soy Walter González no Lopez, un abrazo

marré dijo...

Donald, ya sabés que estamos a la orden, un fuerte abrazo. Walter, master querido, se me fue por andar tomando a la par de la compu jejeje, ya está arreglado, un abrazo.

Walter González dijo...

se lo que se siente, he chocado varias veces por eso mismo en el GTA

Ma Elena dijo...

Gracias Alejandro por dar a conocer nuestras ideas enmedio de la diversidad, saludos
María Elena Marroquín